Despierta María Rodriguez-Rey

Despierta es una llamada a no acomodarse, a no darse por vencido, a vivir plenamente”
Entrevista con la cantante María Rodriguez-Rey con motivo de la edición de su nuevo disco
Redacció
15-07-2013

Rosazul Promo: ¿Quién es Maria Rodriguez-Rey? ¿qué tienen en común la cantante de los Novios de 1982, la de los Amantes de María de 1987, la de los Pulques de 1995 y la que hoy nos presenta su nuevo disco?

María Rodriguez-Rey: Tienen en común su pasión por lo que hacen y la necesidad de expresar sus vivencias y sentimientos a través de letras y música. Son etapas de la vida, desde los 19, 24, 30 y hasta ahora, 50 años…te vas desprendiendo de la chupa de cuero, de los prejuicios y los miedos, aprendes a dar real valor a tu vida y a lo que puedes aportar como músico y como ser humano.

RZ: El disco de Los Amantes de María lo editó un sello independiente de Madrid (La Fábrica Magnética) en 1988, pero no tuvo apenas promoción. ¿Qué pasó exactamente y cómo os afectó al grupo?

MR-R: Supongo que no tenían dinero para gestionar su empresa, a nosotros nos quedó una amarga sensación, porque trabajamos muchísimo y solíamos invertir lo que ganábamos en tener el mejor directo posible. Habíamos firmado un contrato de cinco años Aguantamos juntos unos cinco o seis años más, maquetamos un montón de canciones y tocábamos de vez en cuando, pero a nadie le interesó lo que hacíamos. El mundo de las discográficas no sé cómo será ahora, pero por aquél entonces era un delirio. Muy frustrante. Pero Los Amantes seguimos muy unidos y eso es lo que me importa de toda nuestra historia. El año pasado estuvimos tocando juntos otra vez, fue muy emocionante, seguimos sonando sólidos y supongo que así será para los restos.

RZ: Han pasado 25 años desde que salió aquel disco, ¿qué significa para ti presentar nuevo disco a día de hoy?

MR-R: Es raro volver. Significa que tenía algo que decir y he conseguido sacudirme las dudas. He dejado de dar vueltas para darme una alegría y reconocer que soy lo que soy.

RZ: Los músicos hoy en día disponéis de más recursos para promoción que los que teníais a mediados de los ochenta, que se dependía totalmente de la discográfica y de la agencia de management. ¿Crees que se ha hecho “justicia divina” al abrirse esas puertas? ¿Qué ha significado para ti la red?

MR-R: El que cualquier persona conectada en el mundo pueda acceder a mi música e interactuar conmigo, y viceversa, me parece alucinante. Yo la uso buscando música y videoclips, he descubierto tantas cosas nuevas que me gustan …¡creo que la música no me la podré acabar jamás!. Pero soy de otra generación y paso por la tienda de discos , no me resigno a no tener el soporte en mis manos y poder leerlo, ver el diseño… Lo único que no me gusta es esa prisa, no hay pausa para saborear. Todo sucede de forma fulgurante para desaparecer sepultado en una cascada de información. Olvido express.

RZ: En las fotos del disco apareces medio en “desabillé” con una almohada y una sábana por una carretera, ¿Qué queda hoy de aquel espíritu combativo, creativo, anti-sistema de la cultura punk?

MR-R: En realidad éramos muy pocos, y seguimos siendo pocos. En nuestro círculo todos nos miramos desconcertados, tuvimos un sueño, pero hasta los sueños son absorbidos por un sistema que vende en cadenas de ropa las camisetas de Los Ramones y Jimmy Hendrix. Que vende lo que sea, sin pudor. Personalmente, espero que aparezcan pronto los líderes que nos ayuden a plantar cara a este tinglado insoportable. Soy consciente de que la historia se repite y se repite, que se producen desajustes salvajes hasta que estalla la revolución correspondiente. A nosotros nos toca vivir ésta, aunque sería alucinante salir del bucle. Mientras tanto denunciamos, hablamos, cantamos, tocamos, pintamos, filmamos, fotografiamos, escribimos y aguantamos el chaparrón. Hay inquietud, creatividad y rabia.

RZ: El título del disco ¿es una llamada a entrar en algún tipo de conciencia cósmica para salir del letargo narcótico en que vive esta sociedad conformista? ¿A qué nos invitas a “despertar”?

MR-R: En realidad es una llamada a no acomodarse, a no darse por vencido, a vivir plenamente hasta el último segundo de nuestra existencia. Invito a caminar.

RZ: ¿De qué hablan tus canciones?

MR-R: Hablo de pérdida, muerte, perdón, amor, paisajes, recuerdos, amigos y, sobre todo, de esperanza…carreteras comunes en las que nos vamos encontrando tarde o temprano todos los seres humanos.

RZ: ¿Qué grupos o músicos te han marcado más? ¿Crees que se les puede escuchar detrás de algunas de las nuevas canciones?

MR-R: Mis referentes “base” son The Beatles, Neil Young, Frank Sinatra y Los Panchos. Me encantan los Who, The Kinks, Elvis Costello, XTC, Paul Weller, Tom Petty, Jayhawks, The Pretenders, The Birds, Ramones, Blondie, Willy deVille, Omara Portuondo, Aretha Franklin, 091, Siniestro Total, Del tonos, Santiago Auserón, Chocadelia, Lola Beltrán, Macho, Ray LaMontagne, Wilko, Bonnie Raitt, Paul Kelly…últimamente escucho mucho a Band of horses, Milk Carton Kids, Husky…y muchos más. Seguramente están todos ellos detrás, delante, arriba y abajo de lo que hago. Pero nunca trabajo planteándome el seguir a unos o a otros.

RZ: Tú viviste la efervescencia de la movida barcelonesa a mediados de los ochenta con grupos como Los Rápidos, Brighton’64, Wom-A2, Telegrama, Sergio Makaroff, que fue paralela a la movida madrileña de los Gabinete Caligari, Alaska & Dinarama y Nacha Pop. Eran tiempos eléctricamente creativos, ¿crees que lo siguen siendo los que vivimos?

MR-R: Honestamente, escucho poquísima música española, pero de aquí me parecen interesantes Vetusta Morla, me encantan Macho. Lapido me es imprescindible para vivir. Y Chocadelia son la hostia. Se me olvidan los Very Pomelo.

RZ: ¿Crees que el trabajo del autor/compositor es un oficio valorado por la sociedad? ¿Has notado si nuestra sociedad en general ha evolucionado y lo valora y respeta más que hace 25 años?

MR-R: Está claro que nos vapulean por todas partes. Vivimos en constante regresión. Si ya hasta pagamos por tocar, abocados a la autogestión… y el público prefiere colarse o descargarse tu trabajo gratis, sinceramente no sé qué será lo próximo. Para tocar en el metro de Barcelona, me parece que hay que pasar un casting…existe la exigencia, ¿pero a cambio de qué? Tenemos libertad en la red, pero desgraciadamente no nos la podemos comer.

Quizás la música nos elige y nos lleva y no nos podemos resistir. El artista, aunque se queje con razón, a quién va a convencer de que necesita ser tratado con la misma dignidad que los demás, si está rendido a su condición. Trabaja gratis, o por muy poco, demasiadas veces. Desde los ochenta, no se ha creado el entorno propicio para que las bandas o los autores se afiancen con proyectos de largo alcance. Pasaron del derroche a la lógica bancarrota. No ha habido educación para un público que parece no ser consciente de que se trabaja, y muy duro. No queremos pagar por nada, pero lo de la música siempre vino de lejos. Un juglar en la corte y trescientos recorriendo los pueblos a pie.

Toda la vida he visto bandas de versiones que van de fiesta en fiesta, tres y cuatro horas con intermedio para descansar un poco. La gente siempre quiere bailar un rato más, pero no se da cuenta del esfuerzo que desempeñan delante de sus ojos.

RZ: ¿De las diez canciones nuevas ¿cuál es tu favorita y porqué?

MR-R: La verdad es que me gustan todas, por diez motivos diferentes. Pero "Naufragio" es el tema del que surgen las imágenes de la carretera y montarla a pelo, pues todo él aborda mi idea de despertar. Por mucho que a uno le cueste.

Esta entrevista puede ser copiada en fragmentos o en su totalidad y reproducida en cualquier medio con la mención ©2013 Rosazul Promo