Camins Albert Caire

“El músico es una persona con una capacidad de superación que muy pocas profesiones tienen”
Entrevista con el pianista y compositor de l’Hospitalet Albert Caire con motivo de la edición de su primer disco, ‘Camins’
10-07-2010

Rosazul Promo.- ¿Quién es Albert Caire?

A.C. – Albert Caire es un pianista de l'Hospitalet del Llobregat que alterna su actividad docente con la actividad musical tanto en directo como en la composición.

R.P. - ¿Qué importancia ha tenido para ti crecer en l'Hospitalet y cómo crees que se manifiesta en tu música?

A.C.- L’Hospitalet es una de las grandes ciudades en España en cuanto a volumen de población por lo que el bullicio humano que hay te arrastra y te obliga a pensar en clave de gran ciudad.

R.P. – Sin embargo, ahora vives en Sant Sadurní d’Anoia, que es una población más pequeña ¿crees que esto influye en tu música?

A.C.- Sí, Sant Sadurní es bastante más tranquilo pero allí hay también otro tipo de movimiento que es la industria vitivinícola que genera un gran movimiento e intensidad. Creo que sí influye porque el Penedés tiene un paisaje que va cambiando de color a lo largo de todo el año y a la hora de componer sí me aporta muchos elementos que me ayudan a ser más abierto y a no encasillarme en un estilo concreto.

R.P. - Has titulado tu nuevo disco ‘Camins’, ¿En qué punto de estos caminos te encuentras hoy?

A.C.- 'Camins' es una recopilación de sensaciones, de vivencias sobretodo en el desplazamiento de un lugar al otro: de pueblo a ciudad; de ciudad a pueblo; de una zona industrial a una rural y es el camino de mi primer proyecto personal.

R.P. - ¿Qué significa para ti este nuevo proyecto?

A.C.- Significa un cambio de rumbo. Siempre he sido un músico de directo volcado a interpretar música de los demás y por ello iba dejando para el futuro mis propios proyectos que nunca llegaba a encauzar. Mi ilusión era que fuera un disco de composición propia al cien por cien, con todos los medios posibles y contando con unos músicos que se implicaran en el proyecto.

R.P. - ¿Te has trazado algunos objetivos con el disco?

A.C.- Sí, me gustaría ampliar el circuito local de conciertos, entrar en un circuito más amplio, y poder llegar a un público distinto al que estoy accediendo actualmente, más de auditorio o de festival.

R.P. - ¿Qué te han aportado a ti y al disco los músicos con los que has colaborado?

A.C.- Yo quería inicialmente formar mi propio quinteto para tocar en directo y acabé presentándoles un conjunto de temas propios, implicándoles en la grabación del disco. Ellos han aportado su experiencia en diferentes ámbitos: hay gente vinculada con big bands, otra más enfocada a la fusión, y todos han aportado el entusiasmo al que yo aspiraba, creando en conjunto un sonido vital, alegre y enérgico y mostrándome diferentes maneras de trabajar que yo desconocía.

R.P. - ¿Quiénes han participado?

A.C.- Albert Vila, que es un guitarrista con una proyección internacional ya consolidada al que conseguí implicar en el proyecto, a pesar de su apretada agenda; al saxo tenor, Alberto Bendicho de la Big Band del Taller de Músics que ha colaborado con Santiago Auserón; Jaume Durán al contrabajo que se entusiasmó mucho con las partituras y se ha entregado al 100% al proyecto y Oriol Roca a la batería que es un músico con un futuro increíble que ha aportado al grupo un tempo sólido y una seriedad fabulosos.

R.P. - ¿Qué sentido tiene hacer un disco en 2010? A.C.- Para mí supone el fruto de una idea que hacía tiempo que venía madurando, con la expectativa de que abra unas oportunidades a nivel de agenda.

R.P. - ¿Qué músicos te han influido más en el proceso de dar forma a tu manera de tocar?

A.C. - Como pianistas destacaría a Herbie Hancock al que ya escuchaba de jovencito y que me atraía por sus ideas de fusión del jazz más clásico con la entrada en el jazz rock y la música electrónica. En el campo de la improvisación, Chick Corea del que admiro su actitud en directo y su relación de respeto por los demás músicos.

R.P. - ¿Qué conciertos te han impactado más en la medida de decir: “me gustaría hacer esto”?

A.C. - Hay una formación catalana que se ha vuelto a reunir hace poco que es Pegasus que me apasionaban. A nivel internacional, Yellow Jackets es un grupo que reúne el equilibrio entre lo acústico y lo eléctrico, a los que vi en el Vijazz 2008 y me inspiraron ese deseo de subirme con ellos al escenario. También en ese mismo festival, el concierto del trompetista Roy Hargrove en Vilafranca del Penedès me impactó mucho.

R.P. - Para alguien que no conozca tu música, ¿cómo definirías tu estilo?

A.C. - Me aprovecho de este carácter que tiene el jazz que permite esta amplitud de diferentes estratos como el rock, la música étnica y la electrónica. Considero que tengo dos vertientes muy diferenciadas que son la de músico de directo -quizá más acústico- y mi faceta más electrónica, con brotes de funk (James Brown, Maceo Parker).

R.P. - Cataluña es una tierra en la que desde siempre ha existido mucha tradición de jazz, pero ¿crees que la profesión de músico, hoy en día, se valora allí lo suficiente a nivel social?

La profesión de músico creo que no es que no se respete como profesión sino que siento que hay mucho mal mito, quizá sacado de las películas. Creo que el músico es una persona con una capacidad de superación que pocas profesiones tienen. En Cataluña hay muy buenos músicos de jazz pero que no cuentan con un soporte de las instituciones que les permitan promocionar su música. Gran parte de mis compañeros se autoproducen sus propios discos y no creo que a otras profesiones se les exija este nivel de implicación.

Barcelona, julio 2010

Esta entrevista es apta de ser reproducida total o parcialmente en cualquier medio público con la cita: © 2010 Rosazul Promo