Trop’s in jazz Raül Reverter

Raül Reverter presenta su nuevo disco Trop’s in Jazz en el Teatro de la Garriga
El saxofonista y compositor combina en un nuevo lenguaje: jazz y música contemporánea
26-11-2009

Después de un período de reflexión y de una larga experimentación con las teorías y métodos de composición del compositor austríaco Josef Mathias Hauer (1883-1959), Raül Reverter nos presenta sus últimas composiciones este sábado 28 de noviembre en el Teatre de la Garriga.

Su fuerza artística, su "groove" y su manera de improvisar buscando la esencia de las melodías, hacen de Reverter un sólido valor al alza de la escena de nuestro país.

Raül Reverter es capaz de unir bajo el dinamismo más trepidante del hard-bop, elementos del lenguaje jazzístico con conceptos de la música de vanguardia del siglo XX, consiguiendo volar libremente entre las excepcionales sonoridades que emite su trío, encabezado por el brillante guitarrista Jordi Farrés.

En Trop’s in Jazz confluyen diversas vertientes del músico: el compositor, el instrumentista, el arreglista y el experimentador, fruto de una personalidad inquieta que precisa de diferentes frentes para expresarse y dar vida a su obra.

"Trop" es un término derivado del griego que significa girar, volverse, cambiar, desviar. Una palabra que nos invita a buscar al doble sentido de las cosas. Antes de ser aplicado a la música, la palabra tropos en latín se aplicó a la retórica, el arte de decir las palabras, para significar justamente el cambio de significación de una palabra o una frase a partir de su sentido figurado.

La palabra llegó al s.XX en manos del compositor Joseph Mathias Hauer (1883-1959), contemporáneo de Arnold Schoenberg -conocido como padre del dodecafonismo-, en la época en que nacía el lenguaje que acabaría con la hegemonía de la tonalidad. Con este mismo espíritu, Reverter se acerca a los métodos de composición contemporáneos y se deja seducir por estas construcciones seriales llamadas Trops, adaptando esta fórmula a su discurso.

“Raül Reverter, un saxo de alto octanaje” - Karles Torra – La Vanguardia